menú
cea de empresa

Cena de empresa: obligación o devoción

27/11/2017
Blog R

Se acerca la cena de empresa para celebrar la Navidad. Sí, ya casi pasó un año desde la última vez. Así que de nuevo toca ese momento de exaltación de la amistad del trabajo con tus compañeros y jefes.

Para muchos la cena de empresa es una obligación, en la que la asistencia es una norma no escrita dentro de la compañía. Y para otros, para los que menos, es un placer asistir a esta reunión, ya sea porque es a “gastos pagados” o porque les apetece disfrutar con sus compañeros de un tiempo de ocio.

Cuando es un deber

Para los que la cena de Navidad es una obligación aquí van una serie de consejos para hacerla un poco más llevadera.

  • Propónle a los compañeros con los que tengas más trato quedar un poco antes para ir “calentando motores” antes de la cena. Así aprovecháis para tomar un breve aperitivo y ya vais entrando en la dinámica de la cena.
  • Evita ir con una actitud negativa, “open your mind”. Seguramente que hay mucha gente de tu oficina con la que apenas cruzaste alguna palabra. Puede ser una buena ocasión para descubrir a un nuevo compañero con el que compartes muchos intereses y aficiones.
  • Olvida los temas de conversación relacionados con el trabajo, recuerda que estás fuera del horario laboral, aunque estás rodeado de jefes y compañeros. Hay muchos temas de los que hablar, pero recuerda siempre respetar las ideologías y religiones de cada uno.
  • Busca el momento oportuno para marcharte. No lo hagas inmediatamente al finalizar el café, pero tampoco hace falta que vayas de copas si no te apetece. Si ves que la sobremesa se hace larga, no pasa nada porque seas el primero en levantarse: alguien siempre tiene que dar el primer paso. Y casi todo el mundo va a entender que tengas que irte, porque todos tenemos vida .
  • Para los que les entusiasma asistir a la cena de Navidad del trabajo, poco hay que aconsejar . Solamente que hay que respetar las opiniones de todos los compañeros y tener cuidado con lo se comenta. Recuerda eso de que te puedes convertir en “esclavo de tus palabras”.

¿Cómo organizar una cena diferente?

Si eres una de las personas encargadas de organizar la cena de Navidad en tu empresa y estás harto de que siempre haya críticas por la fecha, por la hora, por el lugar, por el menú, etc… no te preocupes, ya que nunca va a llover a gusto de todos.

Aquí van una serie de propuestas para hacer algo diferente que puede que atraiga más la atención de los asistentes.

  • Propón hacer una comida en lugar de una cena. Puede que tenga mejor acogida entre los asistentes. Y si ya queréis ir de modernos, propón hacer un brunch.
  • Da a escoger entre dos o tres fechas para hacer esta cena, comida o brunch. Y lo mismo con los lugares de celebración. Se escogerán los que indique la mayoría y así habrá menos quejas y protestas.
  • Organiza algún tipo de concurso a lo largo de la reunión. Así todo el mundo estará entretenido e incluido en la dinámica de grupos.
  • Cambia el regalo del amigo invisible por un bingo de regalos. La idea es que los regalos no tengan un destinatario concreto y puedatocar cualquier cosa, y de ahí surgirán las risas.
  • Contrata la actuación musical de una banda que haga versiones conocidas para la sobremesa. Otra opción es contratar a un monologuista para que os haga pasar un buen rato y echar unas risas.
  • Entrega a cada empleado un regalo original en nombre de la empresa para que recuerden la Navidad de este año, y lo bien que lo pasaron en el evento. Los regalos solidarios siempre son una muy buena idea.

Y tú, ¿cómo consideras la asistencia a la cena de empresa: una obligación o una devoción?

¡Hasta la próxima!

Imagen de @kayleighharrington

suscríbete al boletín
recibe cada mes en tu correo toda la información para el éxito de tu negocio
* Este campo es obligatorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

0 comentarios

R Cable y Telecable Telecomunicaciones, S.A.U. es el responsable del tratamiento de los datos personales que nos facilites y los tratará para la gestión de tu solicitud de hacer comentarios en este blog en base a una relación contractual. No cederemos tus datos personales a ningún tercero, salvo que exista una obligación legal. Y solo los compartiremos con nuestros proveedores que deban tener acceso para prestarnos un servicio. Tienes, entre otros, derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, como se explica en la información adicional de la política de privacidad de nuestra Web.
Al hacer click en el botón publicar comentario declaras conocer y entender la política de privacidad de la Sociedad.